Taller de mindfulness

Este pasado sábado veintisiete de enero, hemos trabajado el control y abandonar la zona de confort.
 
Hemos hecho ejercicios en pareja donde uno tenía que imitar o ser imitado, manejar al otro como una marioneta o ser manejado…¿qué sacamos de esto?
 
Ver cómo el alcohol nos puede manejar, ¿lo controlamos o dejamos que nos controle? En consumo estamos a merced de él, se encarga de todo y nosotros nos libramos de preocupaciones, por eso debemos tomar el control y salir de la zona de confort, tomar las riendas y enfrentarnos a una vida sin consumo.
 
Una vida consciente, libre y plena.
 
  

Si os interesa acudir a nuestro próximo taller pinchad aquí

¡Hasta la próxima!